¿Qué hacer si mi niño/a no come? 5 ideas

¿Qué hacer si mi niño/a no come? 5 ideas que pueden ayudaros

Una de las dudas más frecuentes en las consultas de pediatría es saber cuándo empezar a introducir alimentos sólidos en la dieta del bebé. Tu pediatra te indicará a los 6 meses es el momento para empezar, pero siempre poco a poco y sin prisa. Es importante siempre hacer caso a las recomendaciones del/de la pediatra.

Es en estos momentos cuando la hora de la comida puede ser una batalla para las mamás y papás pero aquí tienes algunos consejos para ayudarte a que tu niñ@ coma mejor. ¡Vamos allá! 

  1. Comemos en familia, disfrutando del momento y conociendo los alimentos poco a poco.

La hora de comer puede ser un momento perfecto para disfrutar con los peques. El juego es la mejor manera de hacer que tu niño o niña se sienta content@ y feliz, y la hora de la comida en familia puede ser un buen momento para ello. Por eso siempre tenemos que dejar el malhumor y las prisas a un lado, y no enfadarnos aunque tu niño o niña no coma. Deja que pruebe, que se ensucie que use el tenedor o la cuchara para comer… ¡Ya habrá tiempo para los modales en la mesa!

  1. No pasarnos con la cantidad.

A veces pensamos que es malo que los niños o niñas no se acaben la toda comida pero es posible que no coman más porque les hemos puesto demasiado. Mejor poner poquita cantidad y si quiere más, repetir. Tu hij@ se irá adaptando.

  1. Camuflar lo que menos le gusta.

Si algunas cosas sabemos que no le gustan, ¿por qué no probar a dárselas de otra manera? Por ejemplo, si no le gustan las espinacas, podemos probar dárselas en una tortilla, o si la fruta no se la come en papilla, se la podemos cortar en trocitos pequeños.

  1. Comer en familia y ser ejemplo

El juego es la mejor manera para que los niñ@s aprendan y la hora de la comida también puede ser un buen momento para que el peque juegue mientras aprende a comer. Es importante ayudarlos y estar a su lado mientras experimentan en estos primeros momentos en los que empezamos a introducir alimentos nuevos: tocar, probar, ensuciar-se… Y sobretodo, ¡disfrutad de este momento en familia! Y sed ejemplo. Comer los mismos alimentos que ellos/as ayuda. No podemos esperar que se coman las verduras mientras nosotros comemos un trozo de pizza delante.

  1. Consulta con el/la pediatra.

Recuerda consultar a su pediatra siempre que tengas dudas. Aunque creas que tiene poca importancia, cualquier cosa que te preocupe sobre la alimentación de tu bebé, ¡es importante! Empezar a probar nuevos alimentos siempre es un momento de gran cambio que requiere tiempo y apoyo.

Artículos relacionados

Mamá Joven es un proyecto:

Actividad subvencionada con cargo a la asignación del 0,7 % del IRPF:

Departament de drets socials
©2024 Mamá Joven