Relato de una madre adolescente: ‘Lo más bonito que la vida me dio’

Me acuerdo de ese día  como si fuera ayer… Me enteré de que estaba embarazada  porque me encontraba súper mal, vomitaba cada comida, sobre todo por las mañanas,  y yo pensaba que era un virus…

Un día de Octubre,  me hice la prueba de embarazo, y me dio ‘embarazada +3’. Mi cara era una mezcla entre mil dudas, y una gran felicidad inexplicable, eso de tener algo dentro de mí, algo que me iba a cambiar la vida, alguien por quién levantarme día a día.

Estaba súper mega asustada por lo que los demás iban a pensar, sobretodo las personas más cercanas de mí. Me llevaron a la comadrona para que me diera los papeles para abortar, pero la verdad es que yo no estaba convencida de hacerlo, más bien querían que lo hiciese… Me comentaron un poco los dos tipos de aborto que había y también me hablaron del otro camino, el que elegí yo, seguir adelante con el embarazo.

Ahora que soy madre, no me arrepiento de haber tomado esa gran decisión. Pienso que es lo mejor que me ha podido pasar nunca. Me cambió la vida a mejor, me a hecho madurar,  y dejar mis malos caminos en un simple pasado. Me encantan esas sonrisas que me saca, esas nuevas cosas que aprendemos juntos. Hoy somos una gran familia, junto a su padre. (Un 26 de Mayo del 2015 nació Iker S.).

Andrea, madre adolescente

Fue madre a los 17 años.

Artículos relacionados

Mamá Joven es un proyecto:

Actividad subvencionada con cargo a la asignación del 0,7 % del IRPF:

Departament de drets socials
©2024 Mamá Joven